#02 // Berta Segura aka Dmentes

Después del éxito de la primera Hora de té en Studiostore, nuestra siguiente invitada fue, ni más ni menos, que Berta Segura. Coolhunter y fundadora de la agencia de comunicación Dmentes. Otro ejemplo de persona hiperactiva, emprendedora y muy de nuestro tiempo.

Como no podía ser de otra forma, con ella (¡incansable!), nuestra relajada Hora del Té se convirtió en un hervidero de ideas. Una muy interesante merienda-brainstorming cargada de honestidad y autenticidad. ¿Preparados?

All Projects, Pictures & Copy; Studiostore 2016.
Reproduction, use or distribution is not allowed, except when it has been expressly approved by the company.

Té: White Fresh by Sans & Sans

Mugs: Studiostore

Vajilla: Remake

Manteles: La Corallina

Mesa, bancos y Lámparas: Úsame

Ciervos de la paz: Soft Heads

Entrevista © Lafede

Foto © Cecilia Díaz Betz

Producción – Deborah Camañes y Gisela Riba

 

Share on:

 

Lafede – ¿Quién es Berta Segura?

Berta: Yo me definiría como una persona inquieta, siempre con ganas de meterme en líos, me aburre bastante la rutina. Me gustaría viajar más de lo que viajo, ya que ahora paso mucho tiempo en Barcelona, pero gracias a un nuevo proyecto estoy redescubriendo la ciudad y me encanta. Es como ser viajero en mi propia ciudad. También es un momento crítico porque no hay mucho trabajo, pero esto me permite parar y pensar hacia donde quiero ir. Ahora mismo estoy metida en la creación del documental sobre el Nitsa Club y haciendo The City Beats que será una nueva guía de Barcelona.

Lafede –  ¿Y con Dmentes?

Berta: Dmentes salió porque quería escribir un libro sobre la gente “demente” de Barcelona. Mi idea era coger gente que estaba transformando la sociedad con sus ideas transgresoras: artistas, diseñadores, creadores. Lla gente creativa me flipa así que intenté hacer un trabajo que me permitiera estar rodeada de gente con proyectos interesantes. Yo no soy muy creativa, pero me gusta mucho analizar a los creadores y Dmentes me permitía eso.

Lafede –  ¿Cómo empiezas el día?

Berta: ¡Normalmente empiezo el día con resaca! Ahora estoy intentando meterme en terapias alternativas y dejar este tipo de vida. Tener un momento más zen. Soy una persona muy de rutinas. Me levanto, me ducho y salgo corriendo. En la oficina me hago mi bocata de fuet, mi café y desayuno en la glorieta que tenemos en la oficina. Me pongo música y ya me pongo a trabajar.

Lafede – ¿Y como terminas la semana?

Berta: El domingo lo suelo pasar tirada en el sofá viendo series sin parar. Soy muy serie-yonky, porque si he salido el sábado, el domingo es el día que me pongo al día con las series.

Lafede –  ¿Cuales son tus fuentes de inspiración?

Berta: ¡Uf! De todo. Primero escuchar a la gente. Estamos en una época que la gente le encanta decir qué es lo que descubre porque es la manera de posicionarse como una persona innovadora. Entonces yo dejo que ellos desarrollen su ego y hablen y yo les escucho con una actitud muy humilde. Por ejemplo, en música mi referente musical es mi amiga Maite, que es runner en el PS. Yo a ella siempre le pido que me pase una lista con los temazos de este año del Primavera. Si esto lo haces en el mundillo hipster piensan “esta no tiene ni idea”. Entonces lo primero siempre es escuchar, porque lo hace muy poca gente, así que me da mucha ventaja competitiva. Otra fuente es internet, me paso online  todo el día. Mis redes, mis blogs. Me entero de muchas cosas por FB y TW. Luego tengo a Francesca, que es la chica de Dmentes que va a todos los eventos y ella es mi pie en la calle. Yo ya no tengo edad, me da más palo. Voy a los que me gustan, los que tengan algún criterio que me interese. Pero ella está muy metida en la generación actual, yo soy más de los modernos de la generación anterior. Y luego leyendo, observando. Sales a la calle y te puedes inspirar. Aunque normalmente la inspiración llega cuando tienes algo en la cabeza.

Lafede – ¿Qué opinas de la belleza en un sentido más conceptual?

Berta: Mi concepto de belleza ha ido cambiando a lo largo de los años y para mí algo bello es algo imperfecto. Siempre parto de la hipótesis que a finales de los 90 o principios de los 2000 era la época de Jordi Lavanda, de la pose, de la estética, de la apariencia, del photoshop. Creo que ahora la gente se ha cansado de esto. Ahora me parece más bello la decadencia, una persona mal vestida, la naturalidad, la espontaneidad, una mueca. Esto en cuanto a estética. Para mí la belleza es algo honesto o auténtico.

Lafede – Nos referimos más en general, sobre el hecho de que tenemos que abrir nuestros horizontes y imaginar que hay algo más allá, y eso es la belleza. Ese sentimiento de felicidad que te hace pensar que el mundo funciona.

Berta: Pues para mí sería la hiper honestidad, la sinceridad.

Lafede – ¿Qué opinas del diseño? ¿ Es importante para ti?

Berta:Pues como te comentaba en los 90`s o 00’s el diseño lo era todo, pero creo que ahora estamos más en la era de la funcionalidad. Antes tenía un concepto más estético, ahora creo que se busca algo más funcional. Yo rechazo lo estético por lo estético. Pero si hay algo más, una función, una historia, es lo que realmente me gusta.

Lafede – Como el diseño está en todo tampoco debe por fuerza estar ligado a la perfección. Aunque hay que reivindicar una autenticidad, no hay que olvidar que la forma es una consecuencia del contenido y viceversa.

Berta: El diseño como puerta de entrada transmite mucho, transmite una fuerza y unos valores. Claro que es importante. Todo aquello que tenga un trabajo detrás, que esté tratado con cariño, que tenga historia.

Lafede – ¿Cuál sería tu casa o tu tienda ideal?

Berta:Yo soy muy pop. Mi ideal es el Moloko, el bar de La Naranja Mecánica. Pero el rollo decadente y auténtico me encanta. El rollo industrial como aquí en Studiostore, no engañas, estás enseñando tus entrañas, es transparente y en este sentido, Studiostore me encanta.

Lafede – Desde que empezó la crisis, palabra que proviene del antiguo griego para referirse a “ruptura” y “cambio”, ha sido una mala sorpresa para mucha gente, pero también una ocasión de renovarse. Sí que hay un retorno positivo, aunque nos cueste esfuerzo ¿crees en este lado positivo?

Berta: Por supuesto, porque estamos aprendiendo a hacer las cosas de otra manera. Antes la gente creativa sí se dedicaba a la creatividad, pero en general la gente estaba muy apalancada, no había manera de tirar adelante. Es una pena que haya tenido que venir la crisis para que la gente reaccione. Lo que pasa es que la gente que ya estaba reaccionando antes, la crisis les supone un estímulo. Yo estoy reinventando la manera de hacer cosas, sobre todo hacer mucha colaboración. El “co”: la cooperación, el coordinar, la colaboración. Ahora mismo tengo muchos proyectos abiertos con gente distinta en la que nos vamos reuniendo una vez a la semana y hay temas que fructifican, como el tema del documental. Quedamos, charlamos y me encanta.

Lafede – ¿Cómo definirías Studiostore y con qué te quedarías?

Berta:Yo no sabía que también era un estudio de diseño. Yo a este tipo de tiendas les llamo curated shopping. Cuando hago cool-hunting tours, pongo el foco en espacios donde hay un trabajo de curator muy importante, donde se hace una selección de los objetos con mucho criterio. La gente que viene a Studiostore viene buscando ese criterio. Además tienes la creatividad que es el estudio, el resultado que es la tienda, y la galería que es la inspiración. Me quedaría con la localización y el espacio. Y si fuera un objeto me quedaría con una cabeza de SoftHeads.

Lafede – ¿Qué tendría que ofrecer Studiostore en el futuro?

Berta: Lo que estáis haciendo de curating me parece muy importante, y tendría que ser más evidente. La gente tendría que saber qué artistas habéis seleccionado, que vuestro criterio sea más visible. Porque yo ahora me fijo mucho en el curating, hay una tienda que me encanta que se llama “Satans Coffee Corner”, y la chica hace una selección de ropa vintage y objetos, a muy buen precio. Creo que muchos de los modernos, o gente que se preocupa más por el diseño o la cultura estas cosas nos gustan.

Lafede – ¿Qué harías si te dejara Studiostore por un día?

Berta: Pues haría un evento. Yo cuando monté Dmentes en el Raval quería que fuera un sitio donde la gente pase a descubrir cosas. Buscaría la forma de generar tráfico, como La Hora del Té, pero a lo grande. Sería una fiesta, para que la gente conozca el espacio, etc. Lo estáis haciendo muy bien.